Archivo mensual: enero 2011

La jubilación de los perros

Publicado en

Tengo 28 años, casi 29, esto hace que me coja de lleno la jubilación a los 67. Aunque, quien sabe si dentro de unos años el gobierno de turno vuelva a modificar la ley. Eso sí, espero que a mejor, pero lo dudo muchísimo.

Resignación es lo único que nos queda. Y rezar, quien sea religioso, para que cuando nos toque jubilarnos haya fondos suficientes, no te hayas quedado en paro los últimos años, no haber muerto,… Puff pueden pasar tantas cosas que no sé si contratar un plan de pensiones (con los correspondientes riesgos bancarios) o ponerme a tener hijos para que con un poco de suerte me puedan mantener.

Esta idea la he recuperado de cuando se tenían hijos para trabajar el campo, un par de manos más, se decía. Pensándolo mejor puede volverse en mi contra y verme con sesenta y pico de años y luchando por dar de comer a mi prole. La generación NINI. Y digo yo: una buena educación y NI tonterías, NI estupideces. Pero claro, no tengo experiencia en criar a un hijo y seguro que tengo tan mala suerte que me sale uno de estos malcriados.

En lo que sí tengo un poco de experiencia es en educar a un perro. Ahora tengo dos cachorros y creo que voy a tomar ejemplo de ellos. Dormir, comer, jugar, dormir, comer…

Las preocupaciones… que las tengan otros.